Práctica Climogramas

Escrito por Oikumene 11-12-2016 en Prácticas. Comentarios (0)


a) Explique las diferencias pluviométricas mensuales y estacionales entre estas dos
representaciones climáticas.
En el climograma de la izquierda la precipitación anual resulta muy elevada (1268 mm) con todos los meses por encima de los 80 mm, menos julio. Se encuentran dos máximos pluviométricos en primavera y en otoño, aunque la estación más lluviosa parece ser el invierno.
En el climograma de la derecha las precipitaciones son escasas (607 mm) con todos los meses por debajo de 80 mm, salvo noviembre, diciembre y enero. Las lluvias se concentran en otoño, primavera e invierno, estación en la que se sitúa el máximo pluviométrico.
b) Halle, aproximadamente, la oscilación térmica anual en cada uno de los diagramas y explique cómo se refleja el concepto de aridez.
En el climograma de la izquierda, la temperatura media es de 14,2ºC con una oscilación térmica alrededor de los 10ºC . En el gráfico de la derecha la temperatura media es más elevada (18,2ºC), con una amplitud térmica igualmente más alta, pues oscila sobre los 18ºC.
La aridez consiste en unas precipitaciones insuficientes para que la vegetación se mantenga en una situación óptima. La aridez mensual se mide mediante el Índice de Gaussen: Un mes es árido si sus precipitaciones son iguales o menores que el doble de la temperatura: P (mm) ≤ 2T (ºC) En un climograma, si la curva de las temperaturas está por encima de las barras de precipitaciones,
es que hay aridez. En el primer climograma no existen meses áridos, pero en el segundo nos encontramos con cinco meses, de mayo a septiembre, con déficit de precipitaciones. O sea, aridez general.
c) ¿Qué dos tipos de clima representa cada uno? ¿dónde se podrían localizar? Razone brevemente la respuesta.
En el primero la elevada pluviometría, el máximo pluviométrico en invierno, la amplitud térmica media con inviernos moderados y veranos frescos y –por último- la ausencia de aridez nos indican que nos encontramos con un clima oceánico que se puede localizar en Galicia, Asturias, Cantabria o País Vasco. En concreto se trata de la ciudad de Santander. En el segundo la escasez de las precipitaciones y su distribución irregular, la elevada amplitud térmica con inviernos moderados y veranos muy calurosos y –por último- la presencia de aridez general nos indican que nos encontramos con un clima mediterráneo que se puede localizar en Andalucía o en la franja costera de Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares.