Practicas Mapa Isoyetas

Escrito por Oikumene 11-12-2016 en Prácticas. Comentarios (0)

El mapa representa la distribución de precipitaciones. Con la información que contiene responda a las
siguientes preguntas:
a) Compare las precipitaciones que se reciben en el Noroeste peninsular y las que se recogen en el Sureste de la Península. Diga las diferencias que existen y explique las posibles causas.
b) Comente la relación existente entre los valores de precipitaciones y el relieve de la Península.
c) Diga el nombre de las provincias que se ven afectadas por la máxima torrencialidad de las precipitaciones.

Las respuestas correctas sobre el mapa son las siguientes:
a) Entre en el nivel de precipitaciones del Noroeste peninsular y el Sureste hay una situación totalmente opuesta. Mientras que en el Noroeste las precipitaciones medias abarcan desde los 2.000 mm hasta un mínimo de l.000 mm, en el Sureste peninsular son mucho más escasas, entre los l00 mm y los 500 mm, llegando a 600 mm en zonas concretas. Esta diferencia se debe, principalmente al clima de cada una de estas zonas. En el Noroeste, encontrarnos el clima atlántico, caracterizado por lluvias abundantes debido los vientos húmedos
procedentes del océano Atlántico, que al chocar con las montañas se traducen en lluvias abundantes por el efecto Foëhn. Además de la humedad proveniente del Atlántico, la circulación de los vientos, siempre de oeste a este, acentúa la pluviosidad ya que llegan vientos procedentes del frente polar que traen bajas presiones y, por lo tanto, precipitaciones. Así, las lluvias en esta zona son abundantes a lo largo de todo el año, aunque en verano son algo más escasas. Sin embargo, la situación del Sureste de la península es opuesta. El clima que encontramos en ella es el Mediterráneo, caracterizado por un bajo nivel de precipitaciones, principalmente localizadas en otoño y primavera. Esto se debe a que las precipitaciones que llegan a la península por el norte no alcanzan esta zona, y si lo hacen, es de forma muy debilitada. Además, el Anticiclón de las Azores actúa como barrera, desviando las precipitaciones hacia el norte. Por otro lado, los vientos que llegan a esta zona peninsular suelen ser procedentes del norte de África, caracterizados por ser vientos secos y cálidos. Además, a diferencia del Atlántico, el mar Mediterráneo no genera tanta humedad y por eso las lluvias no son tan constantes. Las precipitaciones de esta zona se caracterizan por su carácter torrencial en muchas ocasiones.
b) El relieve no sólo influye en las temperaturas medias de las zonas montañosas, si no que tiene gran influencia en la distribución de las precipitaciones por el llamado efecto pantalla o efecto Foëhn. Este es el efecto climático que se da en el momento en que los vientos húmedos chocan con las montañas altas, se desvían y se elevan. Con esto, sufren un enfriamiento que causa que retengan menos humedad y sean más propensos a la lluvia. De esta forma, las precipitaciones se llevan a cabo en una ladera de la montaña y los vientos que superan el relieve son ya secos y las lluvias resultan escasas al otro lado de las montañas. La disposición periférica de los relieves
españoles afecta en este sentido al nivel de precipitaciones del interior, motivo por el cual la Meseta es una zona muy seca.
c) Lugo, Vizcaya, Gerona, Barcelona, Tarragona, Castellón, zonas lindantes con Teruel, Valencia, Alicante, Almería, Granada, zonas lindantes entre Málaga y Cádiz, y Cáceres.